Respiración diafragmática y sus beneficios.

//Respiración diafragmática y sus beneficios.

Respiración diafragmática y sus beneficios.

La respiración diafragmática , esa gran olvidada que consiste en usar el diafragma para respirar de forma controlada y pausada. Este tipo de respiración no solo aprovecha toda nuestra capacidad pulmonar, sino que incide positivamente en el autocontrol y la reducción de los síntomas de la ansiedad.

Lo habitual ante un ataque de estrés es que nuestra respiración se acelere, obligando al organismo a mover una cantidad de oxígeno mayor a la que gasta. Esto es lo que nos lleva a la hiperventilación, respiramos de forma demasiado profunda y fuerte, generando, entre otras, sensación de mareo, falta de aire, calor, hormigueo o temblor. Para regular este proceso, una respiración adecuada y medida es fundamental.

El diafragma es ese músculo que usamos de pequeños para respirar y que lanzamos al olvido de adultos, consumidos por la tensión y las prisas. En un correcto ejercicio de respiración, el diafragma desciende al inhalar, permitiendo que los pulmones se llenen plenamente de aire. Al exhalar, el músculo se relaja retomando su posición inicial. Es ésta, y no la forzada y superficial respiración torácica, la forma más completa de ventilar nuestros pulmones. Al regular la respiración gracias al diafragma, se aporta más oxígeno al cerebro y a las células, la sangre se oxigena mejor y, al disminuir el ritmo respiratorio, la ansiedad y el nerviosismo se mantienen a raya, aportándonos calma y tranquilidad.

Como ya hemos entrado en la dinámica adulta y apenas sabemos de ese gran desconocido llamado diafragma, te preguntarás, ¿Y cómo se hace?

Un primer ejercicio sencillo de respiración es darte cuenta de la diferencia entre ambas respiraciones.

Pon una mano sobre el vientre y otra sobre el pecho. Para una respiración diafragmática la mano situada sobre el vientre debería elevarse. Al hacer respiración torácica te darás cuenta que es la mano del pecho la que sube ligeramente. ¿Cómo hago que se eleve el vientre en la respiración?

Túmbate y coloca un objeto ligero sobre tu barriga, así veras con claridad el movimiento de elevación.

Inspira lentamente, el aire debe llegar a la base de los pulmones inflando tu barriga.

Mantén durante unos segundos ese aire retenido, tomate tu tiempo para estos ejercicios, céntrate en tu respiración.

Expira contando hasta tres de forma relajada, metiendo la barriga hacia dentro, desinflándola poco a poco.

La práctica hace al maestro. No esperes a un estado de ansiedad para probar sus beneficios. Cada día mantén el control sobre tu cuerpo y mente a través de la respiración, hasta que se convierta en un proceso natural. Esta respiración lenta te reportará beneficios no solo en momentos de crisis, sino que mejorará tu autocontrol y te aportará serenidad al dominarla y poder emplearla en el día a día.

Y tú, ¿cómo respiras?

respiración diafragmática

2018-07-05T09:06:32+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies