Patologías vocales

Te ofrezco un profundo conocimiento de todo lo que influye en los problemas
de la voz, tratamientos y soluciones que disipan las patologías.

Tengo una experiencia de más de 20 años, tratando y rehabilitando diferentes patologías
a nivel nacional e internacional.
Diagnostico y trato las afecciones de la voz en mi consulta privada.

Disfruto descubriendo lo que realmente necesita cada persona.

 

La rehabilitación con mi método de Alto Rendimiento Vocal ARV, busca el estilo individual de aprendizaje a través una gran variedad y combinación de técnicas de rehabilitación vocal.

 

La elección de usar unas u otras va a depender de diversos factores, como son las patologías a tratar y la contextura física de cada persona.

En muy pocas sesiones lograrás un cambio exponencial en tu salud vocal

El tratamiento individual para la rehabilitación de la voz varía dependiendo de la causa del trastorno vocal.

Cada una de las patologías vocales tiene una forma diferente de rehabilitar y no aplico las mismas combinaciones de técnicas a todo el mundo por igual.

Dependiendo de su rango vocal, de su patología y edad, se aplicarán diferentes rutinas de ejercicios para que los tratamientos en menos de dos meses, máximo 3, tu voz se encuentre totalmente recuperada y puedas controlarla para no tener recaídas.

Tipos de patologías:

DISFONÍAS ORGÁNICAS

Las Disfonías orgánicas engloban todas aquellas lesiones anatómicas que afectan a los órganos de la fonación.

 

  • Nódulos cuerdas vocales: se trata de lesiones profundas y redondeadas, normalmente benignas que afectan el movimiento natural de los pliegues vocales. La causa más común de su formación es el uso incorrecto o excesivo de la voz, de ahí la importancia de saber emplearla de forma eficaz gracias a las técnicas de los especialistas.

 

  • Pólipos cuerdas vocales: lesión que afecta la laringe, concretamente a una de las cuerdas vocales causando disfonía permanente.

 

  • Parálisis de cuerdas vocales: a causa de cirugías, traumatismos o graves procesos catarrales, una o varias cuerdas vocales dejan de moverse.

 

  • Quistes intracordales: pequeños bultos rellenos de contenido mucoso que se alojan en el interior de las cuerdas vocales. Pueden derivarse de causas congénitas o de graves esfuerzos vocales.

 

  • Edema de Reinke: trastorno que afecta principalmente a mujeres causando un agravamiento de la voz derivado del consumo de tabaco. La primera solución eficaz es dejar de fumar y, en casos más graves, cirugía.

 

  • Papilomas: derivado del conocido virus del papiloma humano, puede generar lesiones en las cuerdas vocales, laringe y faringe. Son conocidas popularmente como “verrugas” y, aquellas que afectan a la laringe, corren un mayor riesgo de ser malignas. Se aconseja su seguimiento a través de un otorrinolaringólogo y en caso de ser necesario su extirpación en cirugía.

 

  • Granulomas: son lesiones benignas causadas por la reacción de los tejidos traumatizados ante una irritación crónica. Suelen ocurrir en la cara interna del proceso vocal del aritenoides (cara interna de los cartílagos) lo que deja al descubierto el cartílago y provoca que el cuerpo reaccione formando un tejido de granulación para recubrir la zona dañada. Entre las causas: sobre esfuerzo vocal, reflujo o trauma por intubación.

 

  • Hemorragias de cuerdas vocales: derrame de vasos que circulan por las cuerdas vocales y que responde, principalmente, a una sobrecarga aguda y transitoria.

 

  • Laringitis: relacionada con infecciones víricas, produce una inflamación de la laringe que ocasiona pérdida de la voz, garganta seca, fiebre, tos, sensación de hinchazón e incluso dolor de oídos. Conociendo la causa de la afección, el otorrinolaringólogo prescribirá un tratamiento adecuado según la gravedad (normalmente se suele recomendar reposo y la toma de antibióticos).

 

  • Leucoplasia: mancha o placa blanquecina, en las mucosas de la boca o las cuerdas vocales. Suele estar inducida por factores externos como el tabaco, el alcohol, malos hábitos alimenticios, mala higiene o enfermedades infecciosas.

DISFONÍA ESPASMÓDICA

La disfonía espasmódica es un trastorno neuromuscular de carácter crónico que afecta a las cuerdas vocales produciendo como resultado la conocida “ronquera”.

TRASTORNOS DE LA ARTICULACIÓN

Estos trastornos provocan dificultad para crear o formar sonidos en el habla, dificultando su comunicación y expresividad.

 

  • Dislalia: este trastorno, genera dificultad en la pronunciación de los fonemas debido a un mal uso de los órganos articulatorios.

 

  • Disglosia: en este tipo, existen alteraciones anatómicas o fisiológicas de los órganos articularios que perjudican el correcto funcionamiento lingüístico.

 

  • Disartria: tiene origen en lesiones del sistema nervioso y provoca alteraciones en la articulación de las palabras.

TRASTORNOS DE LA FLUIDEZ VOCAL

Este tipo de trastornos, en lugar de afectar a la pronunciación de los fonemas, produce modificaciones en el ritmo de la emisión de las palabras, y altera la fluidez de la comunicación.

El ser humano invierte más de un 75 por ciento del día
hablando y la voz es su herramienta y canal más importante de comunicación.

Significa que estamos utilizando músculos durante muchas horas al día y,
paradójicamente, la gran mayoría de las personas, no saben cómo utilizarlos.

error: Contenido protegido / © Copyright Marta Pinillos