Por lo general, solemos creer que invierno o, mejor dicho, durante los meses o temporadas con temperaturas más bajas es la única época en la que la garganta sufre. Nada más lejos de la realidad.

Aunque parezca que no, en aquellos días con temperaturas más extremas, nuestra garganta sufre más de lo normal. Por ello, es aconsejable tener un especial cuidado para que no «sufra». Y, sobre todo, como decía, no caer en el error de pensar que al no ser invierno, todo vale. 

El calor, tan enemigo como el frío

En España, como en otros países mediterráneos, las olas de calor son cada vez más comunes. Ocurre, además, en una época como en verano, que coincide con las vacaciones, lo que supone que nuestras costumbres se relajen un poco, respecto a nuestro día a día. 

Y esto significa también que prestamos menos atención al cuidado de nuestra voz. Sin embargo, si queremos ser buenos comunicadores, si queremos que nuestra voz sea la protagonista y el vehículo ideal de los mensajes que queremos transmitir, hemos de tratar de prestarle tanta atención como se merece.

Hay muchas medidas que se pueden tomar para cuidar nuestra higiene vocal. Yo te voy a dejar aquí los siete consejos que considero más apropiados para este cuidado durante la época estival. Hay muchos más, pero entiendo que estos son los principales a considerar:

1. Evita en la medida de lo posible el tabaco (tanto como fumador activo como pasivo) y el alcohol.

2. Trata de mantenerte lejos de ambientes cargados de humo o polvo.

3. Cuando hablas por teléfono y no usas auriculares (tan frecuentes en nuestros días), cuida la postura de tu cuello y no lo fuerces demasiado (la típica postura que se toma cuando se habla sujetando el dispositivo entre la cabeza y el hombro es bastante perjudicial para tu higiene vocal).

4. La falta de sueño afecta, entre otras cosas, a la salud de tu voz. Descansa y duerme las horas convenientes.

5. La sequedad en el ambiente influye negativamente en la sequedad de la garganta. Hidrátate convenientemente y bebe, incluso aunque no sientas sed, para mantener el nivel de hidratación de tu cuerpo.

6. Ojo con el abuso de caramelos, salsas o dulces, que entre otras cosas, no favorecen a tu higiene vocal.

7. Has de tener cuidado con las comidas o bebidas demasiado frías. Ingerir alimentos o líquidos muy fríos (al igual que muy calientes, pero menos frecuentes éstos en verano), puede afectar negativamente a tu garganta.

Estas son las recomendaciones que te dejo para que las tengas en cuenta durante esta época de calor. Y no te creas que son consejos gratuitos. Con demasiada frecuencia, tras cada verano, recibo a alumnos en mis clases o clientes en mi consulta con problemas en la voz derivados de no cuidarse lo suficiente durante los meses de verano. Y muy a menudo he de remitir unos cuantos de estos casos a médicos especialistas para tratar de solucionarlos antes de volver a ponernos a trabajar con su voz.

Si no quieres que esto te pase, no te descuides en estas semanas que quedan de verano y presta atención a tu higiene vocal.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *