Los dos errores más frecuentes que perjudican tu voz y empeoran tu modulación y dicción'

Aunque no se le otorgue la relevancia que le merece, la modulación de la voz es un aspecto fundamental en la comunicación humana. A través de la variación consciente de nuestra voz, podemos transmitir emociones, persuadir, mantener la atención y crear conexiones significativas con aquellos que nos escuchan. El problema a veces está en que no cuidamos cómo debemos nuestra voz. Esta vez me gustaría hablarte sobre los dos errores más frecuentes que perjudican tu voz y empeoran tu modulación y voz. Dos errores, por cierto, que veo repetidos uno y otra vez en mi consulta.

Por hacer un breve inciso y poner todo en contexto: la modulación de la voz no solo se limita a cambiar el tono o el volumen. También abarca aspectos como el ritmo, entonación, pronunciación… 

Por ejemplo, ajustar el volumen de nuestra voz nos permite adaptarnos al contexto. La entonación es la melodía de nuestra voz; el ritmo influye en la fluidez de nuestra comunicación y la correcta pronunciación es, básicamente, esencial para que nuestro mensaje llegue con claridad. 

Ahora bien, ¿cómo podemos cuidar todo esto y qué debemos evitar?

¡Cuidado con los caramelos de menta!

Los caramelos de menta pueden parecer útiles para aliviar el dolor de garganta. En definitiva, lo que siempre nos han repetido y hemos escuchado en infinidad de ocasiones. El caso que en vez de calmar la voz, el mentol es un irritante. 

Esto implica que, valga la redundancia, te irrite la voz, te seque las cuerdas vocales, y también que el azúcar te despliega la mucosa. 

Es importante entender que es una solución temporal, que parece que te alivia, pero no. ¿Sabes por qué tenemos el conocimiento de que un caramelo de menta hace mal a las cuerdas vocales? Porque está fresquito, entonces la piel que recubre la cuerda vocal, la deshidrata, de tal manera que no hace lo que tiene que hacer.

Antiguamente, el mentol se encontraba en productos como el Vicks VapoRub que parecían que te despejaba la nariz, la tos, etc. Pero se ha demostrado que a la larga es mucho más perjudicial que el beneficio que tiene. 

El mentol es muy, muy irritante. Irrita todas las vías respiratorias, despliega todas las cuerdas vocales. Por ejemplo, ahora se ha demostrado que el Vicks VapoRub es tan fuerte que se tiene que poner en los pies, porque si lo aplicas en el pecho deshidratas las vías respiratorias. 

Lo que sí debemos hacer

Hay una variedad de prácticas que sí podemos llevar a cabo para cuidar nuestra voz. 

Por ejemplo, la infusión de jengibre es maravillosa. También la de Erísimo o Agriominia que fortalecen las cuerdas vocales. 

En cuanto a los caramelos, siempre optaría por los de miel y limón que no tengan ningún tipo de azúcar o pastillas o caramelos de propóleo. 

También es fundamental hidratar mucho las cuerdas vocales bebiendo mucha agua: hacer gárgaras de agua salada o utilizar humidificadores.

¡No carraspees!

Por último, debo decirte que el carraspeo es lo peor que le puedes hacer a tu garganta porque es une esfuerzo traumático para las cuerdas. Es como si friccionaras las cuerdas.

Las claves están en, como decíamos, tener una buena hidratación, buenos cuidados de tu voz, buena alimentación que hace que tu garganta no se reseque, no vas a tener esa sensación de carraspeo.  

Publicaciones Similares