Alto rendimiento vocal en comunicación

//Alto rendimiento vocal en comunicación

Alto rendimiento vocal en comunicación

¿Cómo lograr un alto rendimiento vocal en nuestra comunicación?

El rendimiento se define como la relación entre los recursos empleados y los resultados obtenidos. Esa es la clave que diferencia a unas empresas de otras, y lo que mejor identifica a los trabajadores de dichas compañías. Alto Rendimiento es igual a aprovechamiento de los recursos, a rentabilidad y a mayores perspectivas de crecimiento en el futuro.

Trasladando lo anteriormente dicho a un profesional, es evidente que debe obtener de sus capacidades, recursos y herramientas de trabajo el mayor rendimiento. Cada profesión requiere el cuidado de diferentes capacidades personales. Los deportistas entrenan para aumentar la potencia de sus músculos, mejorar tiempos y prevenir lesiones. De esta forma, buscan obtener un alto rendimiento físico. ¿Y qué ocurre con los profesionales cuya principal tarea es comunicar para obtener los mayores beneficios?

Ejecutivos. Profesores. Periodistas. Actores. Políticos. Y un largo etcétera. Tienen como base fundamental del desempeño de sus funciones comunicar, transmitir, diferenciarse, captar la atención de su audiencia y convencer con la palabra hablada. Y de la misma forma que es muy habitual cuidar la imagen y la gestualidad en dichas ocupaciones, lamentablemente suele olvidarse que la principal herramienta con la que cuentan estos profesionales es LA VOZ. De ella deben obtener el máximo rendimiento. De ella depende su posicionamiento y a través de ella demuestran su valía y su personalidad, única e intransferible.

Todo está incluido en el concepto del ALTO RENDIMIENTO VOCAL. La voz es la herramienta fundamental que utilizamos continuamente, y que siempre debe estar a punto, en plena forma, para afrontar nuestras tareas cotidianas y lograr nuestras metas profesionales. El cuidado de la voz es esencial. No es ni mucho menos un instrumento al que solo deban prestar atención los cantantes y locutores. TODOS hacemos uso de la voz, y de su correcta utilización depende que logremos nuestros objetivos.

Liderar. Enseñar. Informar. Emocionar. Convencer. En definitiva, COMUNICAR. Cuidar todos los componentes que intervienen en la transmisión de un mensaje hablado: la dicción, la respiración, la postura, la claridad, la proyección. Saber aprovechar todos los recursos que la voz pone a nuestra disposición. Conocer las características de nuestra propia voz para encontrar el modo de que suene con total claridad. Cómo elevar el volumen sin hacernos daño. Cómo prevenir afonías para que nunca perdamos una oportunidad profesional por no tener la voz en perfectas condiciones. El rendimiento se define como la relación entre los recursos empleados y los resultados obtenidos. Esa es la clave que diferencia a unas empresas de otras, y lo que mejor identifica a los trabajadores de dichas compañías. Rendimiento es igual a aprovechamiento de los recursos, a rentabilidad y a mayores perspectivas de crecimiento en el futuro.

Cuanto mayor sea el beneficio que una empresa obtenga de la correcta utilización de sus medios, mejores serán sus resultados. Y estos supondrán un menor coste, ya que a partir del uso apropiado de todas las capacidades empresariales se deriva un mayor margen de ganancias que pueden ser destinadas a la inversión, a la investigación y al desarrollo. Por tanto, la base de cualquier proyecto es obtener de sus integrantes un rendimiento superior

 

2018-05-23T10:28:30+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies