Raquel Méndez - Lancôme

Soy una persona muy nerviosa. Por mi forma de ser y mi trabajo ,hablo muy deprisa y hace  que fuerce la voz , hasta el punto que no salga sonido.

Aproximadamente hace 6 años que mi voz empeoró hasta el punto que por forzar me provoque yo misma un quiste en la cuerda vocal.

Me comentaron que los más complicado iba a ser el enseñarme hablar para quitarme el hábito que ya tenía.

Me hablaron de Marta Pinillos , mi primera consulta fue satisfactoria.

Enseguida se percató como era mi forma de ser y como me expresaba .

No cogía aire suficiente y forzaba.

Marta hace que sea todo más sencillo , divertido hasta el punto que tanto yo como mis conocidos notaban cada vez que iba a sus clases.

Ha cambiado totalmente mi forma de hablar y gracias a ella hablo sin atropellarme ni apurar mis frases y la gente me entiende perfectamente.

Hasta que no te pasa , no te das cuenta de lo importante que es el hablar bien.