"La voz y su influencia en los demás como marca personal"

"La voz y su influencia en los demás como marca personal"

Una frase que parece ser la solución a muchos de nuestros problemas retumba en nuestros oídos desde hace tiempo. “Es muy importante creer en uno mismo”. Se trata de un consejo aparentemente manoseado y que puede haber perdido sentido de tanto usarlo.

Una frase que parece ser la solución a muchos de nuestros problemas retumba en nuestros oídos desde hace tiempo. “Es muy importante creer en uno mismo”. Se trata de un consejo aparentemente manoseado y que puede haber perdido sentido de tanto usarlo.

Pero cuando hablamos de comunicación oral, esta afirmación extraída de cualquier libro de autoayuda cobra un sentido especialmente importante.

A la hora de expresarnos seguimos pensando que una correcta redacción de nuestro mensaje es suficiente para transmitir una idea y lograr un impacto sobre el receptor. Pero hoy sabemos que esto es completamente incierto. Nuestra voz se convirtió en la gran olvidada en este proceso, aunque poco a poco vamos tomando conciencia de que es tan importante como un buen texto.

 El hecho de hablar de ”seguridad en uno mismo” está estrechamente relacionado con la veracidad del mensaje que queremos transmitir.

En la televisión o en cualquier discurso de empresarios, políticos o personajes de cierto calado,  estamos acostumbrados a ver gestos forzados o voces impostadas que no nos transmiten “la verdad”. Cuando esto ocurre, un discurso perfectamente elaborado o una buena propuesta quedará en papel mojado, es decir, sólo logrará que nuestra mente se aleje y vuele a temas tan apasionantes como la lista de la compra de la semana. No alcanzará el objetivo de fijarse en la mente del receptor. Y la clave de este fracaso es que el comunicador ha creado un personaje tan alejado de la realidad, que no ha conseguido ser veraz.

Por todo esto es muy importante llegar a crear una “marca personal”, una forma de comunicar única que refleje nuestra personalidad, nuestra personalidad. Y la raíz de nuestra “verdad” se encuentra en nuestra voz. Sólo así conseguiremos lograr que lo que tengamos que decir llegue a donde nosotros deseamos. Para ello es esencial dejar a un lado cualquier tipo de “máscara” bajo la cual se escudan muchos comunicadores de hoy en día y que sólo conduce al fracaso.Con seguridad en nosotros mismos, con la sinceridad en la palabra y honestidad en la comunicación, daremos forma a un mensaje global que impacte sobre todo aquel que nos esté escuchando.

Y es que la clave de la comunicación es entender que la idea que queremos transmitir no se apoya sobre nuestras palabras, tampoco sobre nuestros ojos, ni en la sonrisa, ni en si el pelo nos queda mejor liso o rizado. El aspecto que aún no se entiende y que ha empujado al fracaso de muchos y grandes profesionales, es que EL MENSAJE ERES TÚ MISMO.

Pero para lograr encontrar nuestra marca personal debemos empezar por nuestro instrumento de comunicación principal: nuestra voz. Si conseguimos educar este elemento de forma que alcancemos un control de nuestra entonación, un manejo de los ritmos, las pausas, los silencios, y lo que es más importante, encontramos nuestra “voz real” (no la que nos dicen que suena mejor), nos convertiremos en un mensaje tan real que calará en nuestro interlocutor.

Por este motivo se abre ante nosotros un nuevo y amplio campo de estudio en el ámbito de la comunicación que nos puede llevar al éxito con unas sencillas claves que nos ayuden a descifrar lo que dice nuestro cuerpo, moldearlo y utilizarlo para nuestro propio beneficio. Será entonces cuanto tú puedas tener el control absoluto de lo que quieras transmitir.   

"La voz y su influencia en los demás como marca personal"

"La voz y su influencia en los demás como marca personal"

Reserva tu Plaza

Para reservar tu plaza o solicitar más información del curso, enviame un mensaje:

Cursos

Comentarios