El poder de la voz en la comunicación oral

El poder de la voz en la comunicación oral

FRACASO.... FRUSTRACIÓN..... Eran las dos palabras que retumbaban constantemente en la cabeza de Enrique. El caso que le asignaron en el bufé era sencillo. Cualquiera hubiera conseguido convencer al jurado. Perder no entraba dentro de sus expectativas, era un insulto a su inteligencia.

 

FRACASO.... FRUSTRACIÓN..... Eran las dos palabras que retumbaban constantemente en la cabeza de Enrique. El caso que le asignaron en el bufé era sencillo. Cualquiera hubiera conseguido convencer al jurado. Perder no entraba dentro de sus expectativas, era un insulto a su inteligencia.

 

De nada sirvieron sus innumerables matrículas de honor en la facultad de derecho. Sus profesores siempre le calificaron como un alumno brillante y sus compañeros se disputaban su participación en los trabajos en grupo..... Entonces, ¿qué estaba fallando? ¿Por qué no conseguía ganar casos tan sencillos? Su reputación y su vida profesional estaban en juego, no podía permitirse el lujo de volver a fracasar. Tenía que buscar una solución con urgencia.

Aparentemente todo jugaba a su favor. Un hombre de buena presencia, inteligente, con seguridad en si mismo, recursos y todas las herramientas para triunfar en su profesión. ¿Cuál era su problema?

Hoy en día somos testigos de un elevado número de grandes profesionales que fracasan en sus puestos. Su cualificación es inmejorable y nadie puede poner en duda su pasión por su profesión. Pero a la hora de ponerla en práctica son incapaces de cumplir con sus objetivos. 

Estamos hablando de puestos como el de Enrique, que tienen que ver con la comunicación o transmisión de un mensaje. Tareas cuyo principal objetivo consiste en trasladar a uno o varios interlocutores una idea o unos conocimientos con el fin de persuadir, convencer o simplemente comunicar.

En la mayoría de las ocasiones nos ocupamos únicamente de que el contenido de ese mensaje sea el más adecuado. Evidentemente ese aspecto es fundamental, pero normalmente nos olvidamos del canal mediante el cual queremos transmitir nuestra idea. Un texto escrito tiene una técnica determinada que requiere un estudio, pero ¿y si queremos comunicar algo de forma oral? Entonces la técnica debe estar enfocada en el vehículo de nuestro mensaje, el canal, y en este caso se trata de LA VOZ.

Y es precisamente ahí donde se encontraba el obstáculo en la carrera de Enrique. Los expertos confirman que, en un proceso de comunicación oral  la importancia de la voz se eleva a un 38% a la hora de transmitir un mensaje. Un dato que muy pocos profesionales conocen. Según esa cifra, nuestra voz puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso… ¡¡y es algo aparentemente tan sencillo y natural como hablar!!

Como habíamos mencionado, la trayectoria académica de nuestro abogado fue brillante pero jamás le informaron sobre la importancia que su voz iba a adquirir en el desarrollo de su trabajo. La comunicación oral nunca estuvo dentro de su plan académico ni fue de su interés.

Tuvo que llegar a su vida una cita en la consulta del logofoniatra para descubrir que son necesarios al menos cinco tonos diferentes en nuestra voz para atraer la atención del juez o los testigos. Nunca antes había escuchado la importancia de la modulación para mantener el interés de sus interlocutores en sus palabras.

El poder de las leyes siempre estuvo de su lado. Con esta formación consiguió también alcanzar el éxito.

El poder de la voz en la comunicación oral

El poder de la voz en la comunicación oral

Reserva tu Plaza

Para reservar tu plaza o solicitar más información del curso, enviame un mensaje:

Cursos

Comentarios