Cómo cuidar la voz

Cómo cuidar la voz

La voz es el instrumento más eficiente del que disponemos para transmitir nuestros mensajes.

 

 

La voz es el instrumento más eficiente del que disponemos para transmitir nuestros mensajes.

En nuestra vida profesional y personal la voz nos permite comunicarnos y transmitir nuestro mensaje con fuerza y pasión, con sensibilidad y dulzura, con vehemencia, con gracia, con gratitud, con felicidad,…

El objetivo del comunicador debe ser que el oyente “sienta” las emociones que le “queremos transmitir” tanto a través de nuestro discurso como de la entonación, ritmo, volumen y tono que le aplicamos al mismo y todo ello a lo largo de nuestra intervención. Hablar durante un tiempo largo, requiere estar entrenado para ello porque nuestro objetivo será que nuestra voz esté tan fresca y suene tan viva y fuerte al final de nuestra intervención como al principio.

De la misma manera que un orador prepara el texto que va a compartir con la audiencia, es decir, las palabras que va a utilizar, debe preparar también el tono, el volumen, el ritmo y la entonación que aplicará a sus frases para transmitir el mensaje deseado y producir en el oyente las emociones que de por sí el texto sólo no puede hacernos llegar.

Para conseguirlo, es fundamental el entrenamiento de nuestra voz. Una buena técnica vocal nos ayudará a transmitir nuestro mensaje con las emociones que deseemos y estaremos seguros de haber “impactado” en nuestros oyentes, porque, al final, esto es lo que queríamos,… ¿verdad?

 El trabajo regular con un profesional aportará a tu voz:

  • Fortaleza: Un instrumento vocal fuerte te permitirá transmitir tus mensajes con seguridad, sin fallos en la voz.
  • Amplitud de registro vocal: El trabajo de la voz en diferentes escalas te ayudará aplicado a tu mensaje, a que no suene monótono y sin vida.
  • Claridad en la pronunciación: El profesional de la voz te guiará para que tu pronunciación sea la correcta en cada sílaba.
  • Resistencia: La práctica habitual de la técnica de respiración adecuada te ayudará a utilizar tu voz durante largo tiempo sin sensación de ahogo o cansancio. Todos hemos estado en intervenciones que al principio empezaron bien y al final se nos han hecho pesadas, aburridas y monótonas. Sin una buena técnica respiratoria en intervenciones largas, el cansancio se apodera de nosotros y nuestra voz suena débil y apagada. Una voz en estas condiciones nunca transmitirá ninguna emoción al auditorio.
  • Potencia: Una voz entrenada llega a todo el auditorio sin esfuerzo. La técnica adecuada nos permitirá utilizar toda la capacidad de nuestros resonadores naturales para elevar el volumen sin gritar produciendo un mensaje más claro y sin forzar ni dañar nuestras cuerdas vocales.
  • Ritmo y Entonación: Con la práctica de entonaciones diferentes se aprende a utilizar diferentes registros que aplicados al texto fortalecerán nuestro mensaje.
  • Eliminación de vicios adquiridos: El profesional de la voz te ayudará a eliminar vicios (fallos en pronunciación, caídas de tono al final de cada frase, utilización de tonos inadecuados al mensaje,…)

 

Cómo cuidar la voz

Cómo cuidar la voz

Reserva tu Plaza

Para reservar tu plaza o solicitar más información del curso, enviame un mensaje:

Cursos

Comentarios