A los músculos que generan la voz, también hay que entrenarlos.

A los músculos que generan la voz, también hay que entrenarlos.

La voz nos permite comunicarnos, hacer arte, cantar, actuar, trabajar; pero como la mayoría nacemos con ella sin problemas y la usamos de forma natural parece que nunca va a fallar… hasta que tenemos un problema y nos damos cuenta de lo necesaria que es y la impotencia que genera el que nuestra voz ya no sea como siempre.

La voz nos permite comunicarnos, hacer arte, cantar, actuar, trabajar; pero como la mayoría nacemos con ella sin problemas y la usamos de forma natural parece que nunca va a fallar… hasta que tenemos un problema y nos damos cuenta de lo necesaria que es y la impotencia que genera el que nuestra voz ya no sea como siempre.

Esto es algo que podemos evitar en muchos casos, pero no somos conscientes de lo importante que es hasta que algo falla.

Tienes que cuidar tu voz porque forma parte de tu vida, define lo que eres e incluso define tu éxito en la vida. De hecho, hace muy poco el político italiano Umberto Bossi vio la frecuencia de su voz modificada por cuestiones de salud, lo que hizo que pasara de tener una imagen autoritaria a una imagen de persona buena y carismática, una diferencia que para él seguramente sería notable porque al “sonar distinto” lo apreciaban de forma distinta. Y como le pasó a él le pasa a muchas personas a lo largo del año, aunque solo ellas y quienes les rodean se dan cuenta, quizá inconscientemente, de ello.

Comunicadores, políticos y otros profesionales, prácticamente todos, dependen en gran medida de su voz para desarrollarse correctamente a nivel profesional, y podemos ver que si no si cuidamos la voz podemos llegar a situaciones indeseadas más allá de una pérdida o alteración de la voz.

El tono de voz e imagen pública de políticos como F. Hollande o Lula da Silva, entre muchos otros, concuerda. ¿Qué pasa si cambia? ¿Qué pasa si de repente tu voz cambia o se resiente por problemas de salud? Por suerte o por desgracia, la voz es clave para nosotros aunque no le prestemos atención.

A lo largo de nuestra vida hemos aprendido consejos para cuidar nuestra salud buco-dental, a mantenernos en forma, a comer mejor, a cuidar el corazón. Todos sabemos lo que es estar estresado y nos enseñan a evitarlo. Son pequeños detalles que nos ayudan a mejorar la vida, pero la voz también hay que cuidarla porque es una parte importante de nosotros y de nuestro éxito en la vida.

A los músculos que generan la voz, también hay que entrenarlos.

A los músculos que generan la voz, también hay que entrenarlos.

Reserva tu Plaza

Para reservar tu plaza o solicitar más información del curso, enviame un mensaje:

Cursos

Comentarios